FOBIA SOCIAL
(EL MIEDO HABLAR CON LA GENTE)

La necesidad de aprobación, la necesidad de controlar cosas
y la necesidad de poder extremo son las necesidades que
están basadas en el miedo. (Deepak Chopra)

Fobia social

La ansiedad social o fobia social se produce
cuando una persona está tan preocupada
por la manera que es percibida y evaluada por los demás q ue tiene niveles altos de ansiedad que

se consideran desproporcionados

se consideran desproporcionados

para la situación

para la situación

que está viviendo y que suele repetirse con frecuencia

La falta de seguridad que experimenta las personas con ansiedad social por si va a caer bien, de cómo la perciben los demás o si va a ser criticada/o o rechazada/o es una constante. Todo ello, es más manifiesto en situaciones de relación con las personas como puede ser: hablar en público, comer, acudir a una fiesta, trabajar…

Se podría decir que el temor principal de una persona con ansiedad social es la evaluación negativa por parte de los demás en diferentes situaciones sociales. Esta evaluación puede ser sobre cómo actúa (la persona se puede ver torpe, estúpida o incompetente) o por mostrar síntomas de ansiedad

(y que los otros se den cuenta de que está nervioso y sea motivo de burlas o rechazo).

Algunas pistas para saber…

…si tienes ansiedad social

¿Alguna vez has sentido ansiedad cuando estás cerca de otras personas?

¿Cuándo sientes que eres el centro de atención tienes miedo, sudas, te pones más nerviosa/o de lo normal?

¿Te suele preocupar que otras personas noten algo en ti, en tu forma de comportarte o que te juzguen por ello?

¿Sueles evitar situaciones sociales?

¿Cuándo estás en grupo te sientes cohibido?

¿Cuándo estás en una reunión o fiesta te preocupa sentirte avergonzada/o, parecer estúpida/o?

¿El miedo a la vergüenza hace que evite hacer cosas o hablar con la gente?

¿Hablar frente a un grupo de personas te genera ansiedad?
Desde muy joven me pasa que cuando estoy en clase, y tengo que hablar o me preguntan algo, me ruborizo, tiemblo, mi voz se entrecorta incluso me puedo quedar en blanco. Recuerdo una vez que mientras hablaba, sentí que estaba tropezando con mis palabras. Comencé a pensar que me veía como un tonto y que seguramente se me estaba notando mi torpeza. Me preocupaba que se notara mi voz temblorosa y terminé con una voz baja para ocultar mi miedo.
“Paula, no te puedes imaginar lo que me supone tener una conversación con normal con mis compañeros de trabajo, tengo que hacer auténticos esfuerzos, vivo en una ansiedad constante. Ya no te digo cuando quiero conocer a alguien que me atrae, estoy segura de que se nota mi inseguridad y muchas veces no sé que decir, me bloqueo. Me sonrojo, me pongo nerviosa, pienso que no tengo nada interesante que decir…”
“Todo comenzó cuando mi hermano me invitó a una barbacoa en su casa con unos amigos. Llegue temprano con la intención de poner alguna excusa para salir antes. A medida que llegaba gente comencé a sentirme nerviosa, tenía miedo que se me notará la ansiedad que me producía estar con tanta gente y me preocupa que la gente piense que soy rara y que no me relaciono. Cada vez que me preguntaban algo me sentía cohibida, y me sonrojaba. Me costaba articular una palabra o bien no sabía qué decir. Cuando iba a hablar ya había otra persona que se me adelantaba. Lo cierto es que durante la barbacoa me ofrecía para recoger las bebidas y limpiar y así evitaba hablar con la gente.»
Anterior
Siguiente

La ansiedad social hace que no tenga amigos, me aislé y no tenga ninguna relación.

Si te encuentras en algunas de estas situaciones
es que estás padeciendo ansiedad social o fobia social.

Te podemos ayudar

Tomar la decisión no suele ser fácil,
pero si estás buscando una solución
a lo que te ocurre, estás en el sitio adecuado.

¿Cómo se comporta las personas
con ansiedad social o fobia social?

Las personas que tienen ansiedad social o fobia social tienen una forma de pensar, sentir y actua
ante determinadas situaciones o momentos. Como, por ejemplo:

A NIVEL
DE COMPORTAMIENTO

• Inventa excusas para irse de situaciones incómodas o de contacto social.
• Suele querer pasar desapercibida, no llamar la atención.
• Mira a otro lado o al suelo, evitando el contacto visual con los demás.
• Tiende a quedarse callado/a
Consume alcohol, fuma en exceso o come desproporcionadamente.
• Suele tener conductas de seguridad como llevar pastillas para la ansiedad o algún tipo de amuleto, ubicarse en la salida o en lugares apartados.

A NIVEL
DE SENTIMIENTOS

Sensaciones de agobio, nerviosismos o temor.
• Experimentan un importante aumento de la reactivividad y activación del organismo (aceleración, aumento de la presión  sanguínea, rubor facial, temblores en las extremidades, liberación de adrenalina.
• Escalofríos, sensación de desmayo.
Manos frías
• Sensación de hormigueo o entumecimiento
Boca seca.
• Rubor
Sensación de vacío.
• Sentimientos de vergüenza y humillación.

A NIVEL
DE PENSAMIENTOS

• Pensamientos anticipatorios negativos sobre uno mismo y la posible actuación: “se van a dar cuenta” “voy a parecer tonto”, “dirán que soy aburrido” “me pondré como un tomate” “quedaré como un estúpido”
• Especial atención a señales dirigidas hacia señales adversas como las situaciones (fijarse en «gestos de desaprobación», aburrimiento…)
• Quedarse en blanco.
• Preocupación excesiva por si hace el ridículo.
• Búsqueda de aprobación por parte de los demás.

Las situaciones sociales potencialmente temidas
por las personas que padecen ansiedad social o fobia social
son muy variadas y depende de cada persona.
Entre las más temidas son:

Ámbito público:

hablar/actuar en público, presentar un trabajo a un grupo de personas, ser partícipe en grupos pequeños.

Interacciones asertivas:

Solicitar a otros que cambien su comportamiento, expresar una queja o reclamación, devolver un producto, mantener una opinión propia, interactuar con figuras de autoridad.

Ámbito informal:

Iniciar, mantener y terminar conversaciones especialmente con desconocidos, hablar de temas personales, expresar sentimientos de amor con el sexo opuesto, concertar una cita, establecer relaciones íntimas, asistir a fiestas, conocer gente nueva, recibir críticas…

Ser observado:

comer, beber, escribir, trabajar, delante de otros, asistir a clases de danza, usar servicios públicos, entrar en sitios donde hay gente sentada, ser el centro de atención.

¿Qué causa la fobia social o ansiedad social?

La ansiedad social es el resultado de una combinación de factores genéticos, sociales y personales.

No se trata solamente de una cuestión genética, sino de una cuestión multidimensional entre las conductas, creencia y formas de afrontar determinadas situaciones que se van desarrollando con la persona desde su nacimiento.

 

1.- Hijos de padres ansiosos y preocupados que les resulta difícil lidiar con situaciones de estrés o de ansiedad.
2.- Un ambiente familiar sobreprotector.
3.- Padres rígidos y exigentes en donde se remarca la importancia de los buenos modales.
4.- Haberse educado en un ambiente demasiado crítico y preocupado por los errores de sus hijos.
5.- Haber vivido situaciones humillantes.

Las consecuencias de sufrir
ansiedad social o fobia social
pueden variar de personas.
Sin embargo, es un problema que afecta a la calidad de vida y limita las posibilidades de progresar profesionalmente.
Las personas que la padecen sufren baja autoestima, falta de confianza y sienten que no tienen control
sobre su vida.

¿Qué se consigue con la terapia?

Los objetivos de terapia estarían centrados en:

Potenciar las habilidades sociales de manera que la persona se sienta cómoda.

La mejora de las relaciones con su entorno.

Aumentar su autoestima y la sensación de autoeficacia.

Superar los miedos que le limitan y bloquean en situaciones sociales.

TE AYUDAMOS CON LA TERAPIA Y ORIENTACIÓN MÁS ADECUADA

Si deseas recibir más información, artículos y recomendaciones sobre las distintas especialidades déjanos tus datos: