Infertilidad: Ayuda psicológica

infertilidad

Son muchas las parejas que tienen dificultades para poder tener un hijo. Se calcula que en España había una tasa de infertilidad del 17 % en la población fértil en el año 2008. Se estima que unas 800.000 parejas tienen problemas de fertilidad y el pronostico en este sentido es que hay una tendencia creciente.
La organización Mundial de la Salud incluye la infertilidad dentro de las enfermedades crónicas. Sin embargo, la infertilidad presenta ciertas peculiaridades que la distingue del resto de las enfermedades crónicas, ya que, no se experimenta sintomatología asociada y no tiene limitaciones físicas, aunque sí generan alteraciones emocionales. La infertilidad representa un impacto estresante tanto en el ámbito de la pareja como individualmente. En donde la ayuda del psicólogo es fundamental.
Descubrir y ser consciente de que se es infértil supone un impacto brutal en la vida de las personas implicas. Se da por sentado que tener un hijo es un “procedimiento natural” y en nuestro entorno, conocemos las experiencias de amigos o familiares que así han sido, con lo cual produce una gran sorpresa y frustración. Los pensamientos de inutilidad así como las emociones de desesperanza y tristeza son frecuentes en ese momento. Además, todo ello implica adaptarse a algo con lo que inicialmente no contaba la pareja, para muchas personas tener hijos es algo vital en su compromiso. En muchos de los casos, la paternidad es la culminación de un desarrollo personal. Todo ello obliga a quienes padecen de infertilidad hacer todo un reajuste en los planteamientos básico así como tomar decisiones importantes: renunciar a tener hijos, intentar la reproducción asistida, adoptar, acoger…

 El tiempo que la pareja lleva implicada en el proceso de diagnóstico y tratamiento se relaciona con los niveles de frustración y tensión (Moreno-Rosset, Antequera, Jenaro y Gómez, 2008)

El impacto que puede suponer a una pareja tener la vivencia y la experiencia de varios abortos o de embarazos que no llegan a su fin o bien, no tener suficientes ovocitos después de todo el tratamiento doloroso y costoso por ejemplo, hace que las parejas que lleven mucho tiempo en el proceso del tratamiento estén más expuestas a desajustes emocionales: frustración y desesperanza.
Incluso, muchas parejas tienen la necesidad de ajustar sus expectativas y sus recursos para poder seguir con el proceso o bien aceptar la realidad de no ser padres. La realidad es que al optimismo que supone iniciar un tratamiento de reproducción asistida le sucede, la preocupación y la obsesión mientras se espera por los resultados, a la cual le sucede la tristeza y la desilusión cuando el tratamiento no ha tenido éxito. Todo este proceso se repite con cada ciclo de tratamiento favoreciendo el desajuste emocional y el sufrimiento de la pareja.
La intervención psicológica en esos momentos es fundamental para un buen proceso en el tratamiento de reproducción asistida. Desde el ámbito de la psicología se ofrece importantes herramientas que podrán dar a la pareja la solidez y los recursos necesarios para prevenir los efectos adversos que tiene el tratamiento en reproducción asistida a nivel emocional y dotar a las parejas de recursos de afrontamiento ante las distintas fases del tratamiento.
 
Fuente: Papel del psicólogo: Infertilidad y psicología de la reproducción

FORTALEZAS

Fortalezas la base más significativa para el desarrollo de una vida plena

¿Qué es un juicio de valor?

Un juicio de valor, es la opinión que da una persona sobre si algo está bien o está mal. Estos juicios están basados en los

SERENDIPIA

Serendipia, suena raro, porque no es una palabra habitual en nuestro vocabulario. Intenta pronunciarlo: serendipia, serendipia, sí, hay que repetirla unas cuantas veces para que

¿QUÉ ES LA RESILIENCIA?

La resiliencia no elimina el estrés ni borra las dificultades de la vida. Más bien, el concepto de resiliencia está relacionado con la capacidad que tiene la persona para afrontar las dificultades.

Salir de la versión móvil