Superar un trauma

SUPERAR UN TRAUMA

“Todas las experiencias son buenas mientras somos dueños de ellas, y todas son malas cuando nos esclavizan”.

Se puede decir que el trauma se produce cuando la persona es expuesta a una o varias situaciones o experiencias que le producen un impacto psicológico.

El trauma se produce en cualquier evento que supera a la persona la capacidad para afrontarlo. Sintiéndose superada por el momento. Ocasionando un impacto en su salud emocional, social y mental.

Experimentar una situación traumática puede tener un impacto transitorio o continuo en los estados psicológicos y físicos. Algunas personas pueden superar fácilmente el impacto mientras que otras

pueden verse afectadas profundamente en su capacidad de hacer frente a la situación. 

¿Qué puede causar el trauma?

Las situaciones traumáticas pueden variar. Éstas pueden presentarse como un hecho puntual o ser prolongadas en el tiempo.

Agresión sexual.

Negligencia en la educación.

Maltrato psicológico y físico.

Desastres naturales, guerras.

Accidentes.

Incertidumbre financiara.

Inseguridad.

Falta de vivienda y déficit de las necesidades básicas.

Traumas médicos o relacionados con la salud.

Fallecimiento de uno de los padres.

Bulling.

Suicidio de alguna persona cercana.

Violencias en todas sus variantes (de genero, intrafamiliar, físico, sexual o psicológico).

Robos, Asaltos.

Un miedo intenso te recorre por todo el cuerpo.

Cuando las personas se sienten sobrepasadas emocionalmente por el trauma, los recuerdos de la situación no pueden transformarse en experiencias neutrales. El “miedo intenso” se convierte en una fobia al recuerdo que le impide la integración de lo que ha vivido, produciéndose percepciones, recuerdos y preocupaciones constantes sobre lo que ha experimentado.
De esta manera, se produce un déficit a la hora de gestionar
de forma sana la situación.

Las reacciones ante la situación o situaciones traumáticas pueden variar de unas personas a otras. En algunas ocasiones la persona puede activar mecanismo de defensa como puede ser luchar o huir de la situación, entrar en un estado de bloqueo o estado de Shock.

Formas en cómo afecta el trauma a las personas

Muchas de estas reacciones suelen activar otras conductas y realimentarse…

Re-experimentar

La persona vuelve a experimentar lo que ha sucedido. Es decir, se puede encontrar repitiendo la situación en su mente una y otra vez. Esto se puede producir a través de:

Flashbacks o escenas retrospectivas: recuerdos no deseados en los que puede sentir que el trauma vol-viera a suceder.

Pesadillas: malos sueños o recuerdos que se produ-cen durante el sueño.

Reacciones físicas: Siente sensaciones en el cuerpo como si le estuviera pasando en ese momento.

Aumento de la excitación Hiper-excitación

El miedo y la ansiedad ante situaciones de peligro son algo normales, pero en el caso del trauma duran tiempo. Además, el propio recuerdo del trauma des-encadena sensaciones, miedos y ansiedad. La perso-na puede sentirse de forma constante nerviosa, acele-rada, inquieta o agotada.

Evitación

Se suele producir como una forma de evitar el dolor y el malestar. La persona se preocupa y quiere evitar ciertas imágenes, pensamientos o sentimientos. Incluso, puede sentir que se desconecta de la situación.

Cambios en la forma de pensar y las creencias

Las situaciones de trauma pueden conducir grandes cambios en la forma de pensar y de ver el mundo. Los cambios en la forma de pensar pueden incluir:

Ver el mundo como un lugar amenazante y peligro.

Culparnos a nosotros mismos por lo que nos sucede.

No ver el sentido de la vida o lucha para encontrar cosas significativas.

Preocuparse por sentirse inadecuada.

Fuertes sentimientos y emociones

Ira e irritabilidad

Culpa y vergüenza

Pena y depresión

Además de la ansiedad, el trauma puede exponernos a muchas otras emociones fuertes.

Las personas que son expuestas a situaciones traumáticas y que les ocasiona un impacto
pueden desarrollar el Trastorno de Estrés Postraumático.

¿Cuáles son los síntomas más comunes que se experimentan ante un trauma?

Síntomas emocionales: humillación, culpa, ira…

Perdida de confianza hacia uno mismo, ante la vida.

Sensación de indefensión y desesperanza.

Ideación suicida.

Síntomas de ansiedad.

Síntomas de depresión, apatía, tristeza…

Preocupación frecuente sobre el trauma y Flashbacks.

Sensación constante de peligro.

Conducta autodestructiva y elevada impulsividad.

Inestabilidad afectiva y alta reactividad emocional.

Cambio en el sistema de valores, creencias y desconfianza.

Baja autoestima.

Consumo de alcohol u otros tipos de drogas y fármacos.

Problemas en las relaciones interpersonales.

Alteraciones del ritmo y contenido del sueño.

Somatización.

Problemas sexuales.

Problemas con la alimentación.

Alteración de la actividad cotidiana.

Te ayudamos a sanar

Si te sientes identifica con algunos de estos síntomas, es hora de tomar acción y comenzar a sanar lo que te está sucediendo. Somos consciente del enorme sufrimiento que implica haber sido expuesto o expuesta a ciertas situaciones,
pero quiero que sepas que hay luz al final del túnel. 

¿Qué se va a conseguir con la terapia?

El trauma es capaz de alterar la forma en que las personas perciben el mundo, su futuro y a sí mis-ma. En muchos casos es necesario realizar una terapia para lograr un equilibrio.
No se trata tanto de olvidar sino de integrar de forma sana ese recuerdo
con el fin de que no le condicione su momento presente.

Manejar de manera adecuada y eficaz
los síntomas ansiosos, reducir la hiperactivación
y el estado de alerta.

Reconducir
la interpretación amenazante
de los pensamientos, imágenes y recuerdos
intrusivos
relacionados con el trauma.

Aprender habilidades de gestión
y expresión emocional.

Afrontar los elementos traumáticos

Cambiar las estrategias cognitivas cómo pueden ser la supresión del pensamiento, la rumiación o la disociación.

Promover el apoyo social y familiar.

Mejorar la sensación de confianza y seguridad.

Desarrollar una autoestima sana y equilibrada.

Quiero sentirme así

Artículos del blog que te puedan interesar:

No hay artículos para esta especialidad

Soy Paula, tu psicóloga,
quiero ayudarte

Escríbeme el tema que te preocupa
y me pondré en contacto contigo lo antes posible: