DECIR NO A NUESTROS HIJOS

decir no

La educación de los hijos para muchas familias en las que los padres se ven desbordados por la conducta de sus pequeños es un problema, no se determina que está permitido y ayuda a crecer y qué es excesivo o represor. Somos testigos de cómo muchos padres dan a sus hijos todo aquello que desean, les dejan comer sólo lo que les gusta o elegir la hora de ir a la cama, satisfaciendo todos sus caprichos. Algunos creen que así son mejores padres, pero la gran mayoría, simplemente, no sabe cómo enfrentarse a decir NO a sus hijos.
Es importante saber cómo debemos hablar con ellos, y sobre todo cómo decir no sin que sientan que les negamos o les expresamos menos amor o comprensión.
Decir no es necesario, pues los niños no disponen de conocimientos acerca de ciertas normas sociales, hábitos de vida saludable y es a través de cada experiencia vital que comienzan a adquirir dichos conocimientos y destrezas.
Si las madres y padres aplican un horario para las comidas, el sueño y el baño, el bebé aprenderá a adquirir un ritmo, y tendrá hambre a la hora de la comida. No protestará a la hora del baño porque sabrá que es lo “normal” y lo acabará encontrando agradable. Así los papás y las mamás actúan como puente entre los hijos y la sociedad, enseñarles a aceptar las normas y a convivir les permitirá disfrutar de una vida feliz.

Cómo decir NO a nuestros hijos

  1. Existen normas que son absolutas: hacerse daño a sí mismos o a otros, el respeto, las normas básicas de convivencia. Con esto hemos de ser INFLEXIBLES, es la manera de enseñarles que esto no admite discusión.
  2. La autoridad se transmite con la mirada y el tono de voz: hay que explicarle de frente, con seguridad y de forma tranquila y firme.
  3. En los enfados y rabietas solo hemos de dar tiempo, llorara el tiempo que precise. Él ha de resolverlo dentro de sí, mantener una posición amable y algo distante de esa emoción, dando paso a la autogestión, y confirmando que puede resolverlo.
  4. Corregirlos en casa o en público, en la calle también somos padres. Corregir no es faltarles el respeto, precisamente es educar.
  5. No dejarse chantajear con la expresión mala madre o mal padre, ignorar estos términos para que vea que de esta forma no va conseguir nuestra atención.

 
En conclusión, los niños tienen que aprender desde muy pequeños y dejarles bien claro el significado del “sí” y del “no”, porque de lo contrario podemos encontrar numerosos problemas a lo largo de su crecimiento y si logramos establecer unas pautas desde el comienzo de su educación estas consistirán en un esquema fundamental que les aporte seguridad, ética, conocimiento y desarrollo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

La importancia de los límites en la educación.
Cuando todo no es suficiente: el equilibrio entre tener y ser.
La sobreprotección en los niños.
Stop a los cachetes: no al castigo de cualquier forma.

FORTALEZAS

Fortalezas la base más significativa para el desarrollo de una vida plena

¿Qué es un juicio de valor?

Un juicio de valor, es la opinión que da una persona sobre si algo está bien o está mal. Estos juicios están basados en los

SERENDIPIA

Serendipia, suena raro, porque no es una palabra habitual en nuestro vocabulario. Intenta pronunciarlo: serendipia, serendipia, sí, hay que repetirla unas cuantas veces para que

¿QUÉ ES LA RESILIENCIA?

La resiliencia no elimina el estrés ni borra las dificultades de la vida. Más bien, el concepto de resiliencia está relacionado con la capacidad que tiene la persona para afrontar las dificultades.

Salir de la versión móvil