Carta de despedida a la depresión

Carta de despedida de la depresion

“Estimada depresión:
Contigo, junto a la baja autoestima, aprendí que todo el mundo está contra ti, que la vida no vale la pena, que siempre tengo mala suerte, y que aunque me esfuerce nunca consigo nada, ni siquiera vale la pena esforzarse.
Me enseñaste que no valgo, que no merezco lo mejor, y que tienes más fuerzas que yo y eres capaz de destruir mis sueños, llevándote mi felicidad y dejándome remordimiento, culpabilidad y frustración, haciéndome sentir una inútil y recordándome una y otra vez mi pasado.  
Pero… ¿Sabes qué? Estabas equivocada. EN TODO. Y me tocó desaprender todo lo que me habías enseñado durante tantos años. Me di cuenta de que la vida no es de color negro, aunque tampoco es rosa como nos gustaría, y que el color lila intermedio está muy, muy bien J. Aprendí que hay que luchar por uno mismo, por lo que se quiere y por quien se quiere, que aunque cueste, con esfuerzo, paciencia y confianza se van consiguiendo las cosas, pasito a pasito, o si no, al menos se intentan con toda la fuerza que uno tenga.
También aprendí que soy más fuerte de lo que creía, y que aunque me hayas echado muchos pulsos, y ganaste batallas, al final yo gané la guerra. Y que no soy una eminencia, pero tampoco una persona sin valor, que tengo defectos, pero también muchas virtudes, mucho que aportar, y que hay personas a mi lado que me quieren con estas dos partes.
En todo esto me ha ayudado mucho mi chico, mi familia, y mi mejor amiga, y siempre, siempre se los agradeceré, han sido un gran apoyo y me han soportado en días que ni yo misma me soportaba. Pero, con quien estaré eternamente en deuda, y no me va a dar la vida para agradecerle todo lo que me ha ayudado, apoyado, enseñado y aguantado (las cosas como son) es a mi psicóloga Paula Cañeque. Es una profesional como un universo de grande, pero su corazón es aún más grande. Nunca pensé que iba a encontrar a alguien como tú en este camino, y estoy orgullosísima de que hayas sido tú, nadie podría haberlo hecho mejor. Eres grande. ¡¡¡GRACIAS!!!
Bueno, para despedirme, señora depresión, decirle que ya no es bienvenida en mi vida, y que haré lo posible y más porque no vuelva jamás. Mi puerta se cierra, y espero que para siempre. ¡Au revoir!”

FORTALEZAS

Fortalezas la base más significativa para el desarrollo de una vida plena

¿Qué es un juicio de valor?

Un juicio de valor, es la opinión que da una persona sobre si algo está bien o está mal. Estos juicios están basados en los

SERENDIPIA

Serendipia, suena raro, porque no es una palabra habitual en nuestro vocabulario. Intenta pronunciarlo: serendipia, serendipia, sí, hay que repetirla unas cuantas veces para que

¿QUÉ ES LA RESILIENCIA?

La resiliencia no elimina el estrés ni borra las dificultades de la vida. Más bien, el concepto de resiliencia está relacionado con la capacidad que tiene la persona para afrontar las dificultades.