Psicologos Las Palmas

¡Practicar la Gratitud!

practicarlagratitud

Practicar la Gratitud añade un plus a tu vida. Diferentes investigaciones han puesto de manifiesto los beneficios que implica practicar la gratitud desde incentivar emociones positivas, generar un mejor autoconcepto, reduce los niveles de ansiedad y aumenta los niveles de satisfacción, felicidad, así como el estado de bienestar. Además, no sólo tiene beneficio para quien lo practique sino también para quien lo recibe como lo han demostrado en una investigación llamada «Comunicación de la Gratitud» realizada en la Universidad de Montana por los Drs. Stephen M. Yoshimura y y Kassandra Berzins
La gratitud es una emoción. A través de la gratitud las personas expresan aprecio y valoración que otros hacen a favor nuestro. Se trata de una emoción compleja que está vinculada con toda nuestra escala de valores.
Practicar la gratitud no sólo implica tener una muestra de gratitud con la cortesía habitual al dar las gracias a alguien que nos ha hecho algo, como pedimos un café o cuando nos ceden el asiento en la guagua o nos dan el pasa en el ascensor. Más bien, se trata de hacer un esfuerzo por agradecer verdaderamente a aquellos que consideramos merecedores de un acto de gratitud.

Aspectos a tener en cuenta para Practicar la gratitud

Es importante tener en cuenta tres aspectos, para ello es necesario:
1.- Tomar conciencia de las cosas buenas, búsqueda de cuáles son y valóralas.
2.- Disfrutar, asimilar y prestar atención a esas cosas buenas.
3.- Expresa tu gratitud hacia ti mismo.

 En qué situaciones podemos practicar la Gratitud

La gratitud en pareja

De la misma manera en que damos las gracias mecánicamente, por educación, al camarero que nos sirve un café, a menudo dejamos de hacerlo con nuestra pareja. Cuando la relación se convierte en algo cotidiano, es habitual que al cabo de un tiempo los gestos de gratitud entre la pareja desaparezcan. Probemos a mostrar gratitud hacia nuestra pareja cuando hace algo por nosotros, como liberarnos de una tarea, ofrecerse a hacer un recado o decide sorprendernos con una cena o un regalo. Si el simple “gracias” viene acompañado de un gesto de cariño, ambas partes de la pareja se sentirán mejor y el agradecimiento será mutuo.

Reconozcamos los logros

Cuando un familiar, un amigo o una compañera de trabajo hace algo bien, preocupémonos de felicitarlo. A todos nos gusta que se reconozcan nuestros logros, saber que obtenemos la gratitud por un trabajo bien hecho. Por el contrario, resulta frustrante esforzarse para hacer algo bien y pensar que nadie se ha dado cuenta, que nuestro esfuerzo no ha sido reconocido o ha pasado desapercibido. Nadie rechaza un elogio, sobre todo cuando es merecido. Hagamos la prueba. Felicitemos a alguien por un éxito o por un trabajo bien hecho. Comprobaremos al instante que ambos nos sentimos mejor.

Lista de agradecimientos

Este es uno de los ejercicios más sano que puedes incorporar en tu vida. La lista de agradecimientos puede hacerse por escrito o mentalmente, y es un ejercicio que produce satisfacción y muy placentero. Pensemos en aquellas cosas por las que estamos agradecidos, no sólo a otras personas, sino a la vida, al destino, a una buena casualidad, a un reencuentro, o simplemente a que hace un día maravilloso. Los pensamientos positivos siempre nos ayudan a ver la vida desde una perspectiva más favorable y optimista. Basta con dedicar a ello unos minutos de manera regular. Nos ayudará a relajarnos y a sentirnos mejor.

Acompaña el agradecimiento con un gesto

Una muestra de agradecimiento siempre es más placentera cuando va acompañada de un gesto: una mirada a los ojos, un guiño, un toque en el brazo, una frase que vaya más allá de un simple “gracias”. Eso nos ayudará a que la persona a la que nos dirigimos entienda que nuestro agradecimiento es sincero y no es un simple formulismo social. Hay maneras y maneras de dar las gracias.

Una carta de agradecimiento

Es una costumbre perdida, y por ello mismo la que más sorprende y agradece quien la recibe. Una carta, preferentemente manuscrita y a ser posible entregada en persona, causa una gran emoción en quien la recibe. Pensemos que a nuestro alrededor siempre hay alguien a quien nunca hemos agradecido lo suficiente lo que ha hecho por nosotros. Un padre o una amiga que siempre han estado a nuestro lado en cada momento, un amigo que nos ha echado una mano en un momento difícil o la persona que nos ha acompañado durante una crisis sentimental o económica. Esas personas que merecen algo más que un simple gesto.

¿Cómo expresar la Gratitud?

Cuando expresamos la Gratitud ponemos en marcha la toma de conciencia de algo bueno que nos está pasado y además lo estas valorando realmente. Esto se puede hacer de varías formas:

  • Mostrar tu agradecimiento a una persona que hizo algo bueno. Practica:
    • “Realmente, fue muy amable al…”
    • “De verdad, has sido de gran ayuda para mí cuando…”
    • “He hizo un gran favor cuando…”
    • “Gracias por escuchar cuando…”
    • “Me has dado una enseñanza en mi vida…”
    • “Gracias por estar allí…”
  • Practicar la gratitud con gestos de amabilidad. Se puede desarrollar teniendo un gesto de consideración o de amabilidad. O igual se puede presentar una situación en la que puedas hacer algo bueno por la otra persona: abrirle la puerta del ascensor, prestarle un libro, hacer alguna tarea para la otra persona sin que sepa que lo has hecho. Ofrecerle tu ayuda de corazón. Date unos minutos…y anota cómo te sientes cuando lo has hecho.
  • Observa tu entorno, las personas que comparten tu vida, exprésales cómo te sientes y lo que ellas significan para ti. No es necesaria se exagerado, ni dramático cada persona tiene su estilo. Expresa lo que sientes en el tono habitual como, por ejemplo: “Cariño, me encantó la cena de ayer. ¡Gracias!”. “Papa, gracias por traerme, te quiero mucho”.

 
En resumen, practicar la gratitud es algo más que ser cortés, mostrar buenos modales o ser amables….Más bien consiste en mostrar un agradecimiento más sincero. A través de practicar la gratitud de forma sincera hace que te sientas satisfecho contigo mismo.

Qué te parece si lo ponemos en práctica esta semana y anota como te vas siendo

FORTALEZAS

Fortalezas la base más significativa para el desarrollo de una vida plena

¿Qué es un juicio de valor?

Un juicio de valor, es la opinión que da una persona sobre si algo está bien o está mal. Estos juicios están basados en los

SERENDIPIA

Serendipia, suena raro, porque no es una palabra habitual en nuestro vocabulario. Intenta pronunciarlo: serendipia, serendipia, sí, hay que repetirla unas cuantas veces para que

¿QUÉ ES LA RESILIENCIA?

La resiliencia no elimina el estrés ni borra las dificultades de la vida. Más bien, el concepto de resiliencia está relacionado con la capacidad que tiene la persona para afrontar las dificultades.