Psicologos Las Palmas

Importancia del juego en los niños: ¿Y cuándo juega?

juego en los ninos

“El martes y jueves va a inglés, el lunes y miércoles juega al tenis y desde que empezó este curso va los viernes a clases de música” o “de lunes a viernes viene una profesora a darle clases de apoyo y los martes y jueves va kárate”. Estas respuestas son las que escucho, y cada vez con mayor frecuencia, cuando le pregunto a los padres por el día a día de su hijo. Y ante la pregunta que me veo en la obligación de formularle a continuación por las consecuencias tan importantes que implica, que es ¿y cuándo juega?, los padres ponen cara de confusión y a menudo se quedan en silencio o bien responden “después de haber hecho las tareas… si sobra tiempo” o “los fines de semana”.
En nuestra sociedad occidental con miras al éxito, la creencia de que “el tiempo dedicado al juego es una pérdida de tiempo”, y valga la redundancia, se está haciendo cada vez más fuerte y va ganando más adeptos, especialmente entre los padres, algo que es sumamente alarmante. Y así queda reflejado en numerosos estudios, en los que se ha constatado que el tiempo dedicado al juego ha disminuido de forma drástica.
Desde siempre se ha sabido que el juego es un elemento fundamental en el desarrollo integral de los niños, es más, es una necesidad biológica. Todos los niños del mundo juegan, independientemente de su condición vital y posibilidades. Tenga en cuenta que el juego es la actividad más importante en la vida de los niños.
El juego en los niños es una actividad imprescindible para el desarrollo y formación del niño. Además de proporcionarle alegría y placer, el juego favorece el crecimiento equilibrado del cuerpo así como el desarrollo de sus habilidades cognitivas, físicas, emocionales y sociales.
Al tipo de juego al que me estoy refiriendo es al juego desestructurado e imaginativo, que no tiene reglas preestablecidas ni objetivos definidos, y que realiza o bien el niño solo o en grupo. No me refiero a jugar al fútbol, a la oca, a la videoconsola, etc., sino al juego que realiza cuando dejáis a vuestro hijo a su aire y decide jugar con sus amigos a los médicos, a ser profesores y alumnos, a simular ser tortugas ninjas, cuando deciden coger un objeto de uso cotidiano como el cepillo y hacer como que barren o jugar a las cocinitas con las sartenes.

«Los niños necesitan tiempo y espacio para jugar. Jugar no es un lujo, es una necesidad» (Kay Redfield Jamison)

Es imposible enumerar todos los beneficios que aporta el juego en los niños en el desarrollo, sin embargo me gustaría resaltar que el juego imaginativo le permite al niño reducir su estrés, estimular su pensamiento creativo (parte fundamental de la inteligencia) y aprender a ser más sociable al facilitarle el iniciarse en normas, sobre todo de convivencia y respeto. Es más, a través del juego obtendrá conocimientos, aptitudes y habilidades sociales indispensables para enfrentase a la vida adulta.
¿Sabía usted que el juego es un DERECHO que tienen todos los niños? Y así queda recogido en el artículo 31 de la Convención sobre los Derechos del Niño adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas: “los Estados Partes reconocen el derecho del niño al descanso y el esparcimiento, al juego y a las actividades recreativas propias de su edad y a participar libremente en la vida cultural y en las artes”.
Ahora que ya ha profundizado un poco más en la temática del juego, y ha visto los considerables e incuestionables beneficios que tiene para su hijo, espero haber contribuido a derribar la creencia de que “jugar es una pérdida de tiempo”. Por ello, le animo a que reestructure nuevamente la agenda semanal de su hijo y le reserve diariamente (sí, diariamente) un tiempo para el juego en el que pueda jugar libremente con sus iguales de forma espontánea y no reglada, al igual que le reserva tiempo para otras actividades diarias como las clases de idiomas, de música, etc. Poder jugar es uno de los mejores regalos que les puede hacer a los más pequeños de la casa, y les prometo que se lo agradecerán y su recompensa quedará reflejada en un desarrollo integral armonioso.
Además, no olvide que el ejercicio asociado al juego en los niños creativo trae también consigo múltiples beneficios físicos, como el desarrollo de un corazón sano y fuerte.
Un niño que juega es un niño sano.
Miriam Navais Barranco-Psicóloga Infantil



 
Colabora con el Gabinete de Paula Cañeque

FORTALEZAS

Fortalezas la base más significativa para el desarrollo de una vida plena

¿Qué es un juicio de valor?

Un juicio de valor, es la opinión que da una persona sobre si algo está bien o está mal. Estos juicios están basados en los

SERENDIPIA

Serendipia, suena raro, porque no es una palabra habitual en nuestro vocabulario. Intenta pronunciarlo: serendipia, serendipia, sí, hay que repetirla unas cuantas veces para que

¿QUÉ ES LA RESILIENCIA?

La resiliencia no elimina el estrés ni borra las dificultades de la vida. Más bien, el concepto de resiliencia está relacionado con la capacidad que tiene la persona para afrontar las dificultades.