superar los celos

SUPERAR LOS CELOS

«Los celos son la máxima expresión
de la propia inseguridad”

De todo el abanico de emociones humanas, los celos son una de las emociones más complejas. Va ligada a las relaciones interpersonales que aparecen a lo largo del desarrollo evolutivo del ser humano y van desarrollandose después de las emociones primaria como la alegría, el miedo o el asco que son esenciales para el desarrollo del ser humano.

Los celos son emociones sociales que cumple distintas funciones como regular las relaciones
con los demás, responden a normas culturales y sociales de lo que es aceptable o no.
Dicho de otra manera, los celos fomentan la cohesión con el grupo.


Se podría decir que los celos son una mezcla de emociones difusas que dominan el estado de ánimo en general,
manifestándose en dolor, tristeza, ira y miedo. Conducen al enfado, al reproche, a la exigencia, al reclamo, la hostilidad o a la ira.


Los celos puntuales, ligados a personas o situaciones determinadas no suponen un problema grave para la pareja
ya que tienden a atenuarse tras un periodo de convivencia, aunque no en todos los casos.

Los celos surgen como respuesta a una crisis de confianza.

La confianza puede ser hacia uno mismo o puede ser la desconfianza hacia los demás.

Cuando los celos son persistentes y desproporcionados en intensidad estaríamos hablando de celos patológicos. Y los pueden desencadenar cualquier situación. En realidad, este tipo de celos hace sufrir al celoso y a su pareja en un grado extremo llegando a ser insoportable y destruir la relación.

Los celos pueden convertir el amor en rabia y la ternura en actos de control e intimidación y en casos extremos en agresión.

¿Cómo se desarrollan realmente los celos?

Los celos son la reacción emocional ante lo que se percibe como una amenaza sea o no real para la relación de pareja.


Los celos están relacionados con el sentimiento de propiedad y contribuyen a socavar el respeto a la persona amada, sembrando dudas y pudiendo llegar a generar situaciones de violencia.


Ya que, los celos se presentan a menudo con diversas emociones como pueden ser la ira, el resentimiento, la incapacidad, la inutilidad y el disgusto.

Los celos son una manera cruel de anular a la otra persona y la relación existente entre ambos.

¿Cómo puedo saber qué tengo celos patológicos?

Sí    No

1. ¿Vigilas con frecuencia a tu pareja, pensando que gran parte de su comportamiento implica una mala intención?

2. ¿Cuestionas el comportamiento de tu pareja, en tono de reproche o acusatorio?

3. ¿Controlas los seguidores que tiene en las diferentes redes sociales?

4. ¿Estás atento en cuantas veces se conecta al WhatsApp y no está hablando contigo, controlando el tiempo?

5. ¿Hurgas entres sus pertenencias buscando cualquier indicio de confirmación de infidelidad?

6. ¿Preguntas con frecuencia con quién habla, a qué hora ha llegado a casa, porqué se ha entretenido?

7. ¿Tratas de sorprenderla/lo a cualquier hora, bien en el trabajo, en casa para “atraparla/lo en el acto” y cogerle desprevenido?

¿Haces usos del chantaje emocional para controlar el comportamiento de tu pareja?

9. ¿Cada vez que te mencionan tus celos tiendes a culpar a otros de la crisis de pareja que estas viviendo?

10. ¿Revisas la ropa interior de tu pareja en busca de señales de contacto sexual?

¿Necesitas que te diga cómo han sido sus relaciones pasadas para compararlas con la tuya? ¿Las cuestionas?

Si has contestado a cinco preguntas de forma afirmativa es muy probable que tengas celos. Es esencial que acudas a un psicólogo que te pueda ayudar a gestionarlos.

La duda, la desconfianza y la sospecha alimentan los celos.

Me siento identificada/o

Quiero poner una solución a mis celos. Están minando mi relación de pareja y no me centro en ella. Me baso en el control de lo que puede estar haciendo.
Quiero buscar una solución.

Una persona con celos patológicos establece sospechas sobre la infidelidad de su pareja tan pronto como se establez-can las dudas, cualquier pequeño detalle puede despertar las sospechas comenzando, todo un vía crucis para la pareja: limita su conducta, provoca escena de celos, coarta su libertad…

Los celos extremos conducen a la posesividad  siendo unos de los principales motivos de maltrato psicológico y en muchas ocasiones físico.

¿Qué características tienen las personas celosas?

Baja autoestima e inseguridad. Piensan siempre que los demás valen más que ellos/as.


Son desconfiadas/os hacia los demás.
Detrás de todo ello está el miedo a ser lastimada o juzgada.

Suelen ser muy dependientes de la relación (Dependencia Emocional).

Son personas rígidas/os en su forma de pensar y ver el mundo en términos de todo o nada.

Si quieres saber más sobre la autoestima puedes acceder a este artículo:
Guía para mejorar la autoestima : https://www.hablaconpaula.es/autoestima/

El peligro de los celos

¿Conoces en Síndrome de Otelo?

El síndrome de Otelo, toma el nombre de la conocida obra de Shakespeare en donde Otelo mata a Desdémona poseído por sus celos enfermizos.

Justamente, el síndrome de Otelo es un tipo de celos delirantes, paranoicos, caracterizados por la falsa certeza de la infidelidad de la pareja.


La persona está obsesionada por la idea de la infidelidad
y muestra toda una serie de conductas de vigilancia que son desproporcionadas a su realidad con su pareja.

Me siento identificada/o

Quiero poner una solución a mis celos. Están minando mi relación de pareja y no me centro en ella. Me baso en el control de lo que puede estar haciendo.
Quiero buscar una solución.

Artículos del blog que te puedan interesar:

No hay artículos para esta especialidad

Soy Paula, tu psicóloga,
quiero ayudarte

Escríbeme el tema que te preocupa
y me pondré en contacto contigo lo antes posible: