¿Cómo medir el estado de tu relación de pareja?

Relacion de pareja

Medir el estado de la relación de pareja no es una tarea fácil ya que cada pareja es única en sí misma. Sin embargo, en este artículo trataremos un tema que sin duda es del interés de cualquier pareja. Hace no mucho tiempo, los doctores Fincham y Beach, publicaron un trabajo titulado “El perdón en el matrimonio”. Si bien el texto entero merece la pena,  me parece especialmente útil centrarme solamente en una pequeña parte de él. En ella, los autores proponen una secuencia de síntomas que permiten medir el estado de una relación. Siete sencillas preguntas que cualquiera de las dos partes de una pareja pueden hacerse para medir la salud de su relación. No es exactamente un test, ni ofrece un resultado al final, pero cualquiera que responda a estas siete preguntas sabrá valorar el estado de su relación de pareja.

Siete preguntas claves para medir tu relación de pareja

1.- ¿Colaboras con  tu pareja? ¿Y ella contigo?

No merece mayores explicaciones. Es la primera pregunta que debemos hacernos. Si existe correspondencia o un reparto equitativo de tareas y responsabilidades, interés mutuo en las aficiones o en los gustos de la otra parte.

2-¿Vivís bucles negativos?

Se entra en un bucle negativo cuando una de las partes o ambas empiezan a buscar motivos para el reproche: no hay pan, esto está sin recoger, no encuentro mis llaves, ¿qué has hecho con ellas? Los bucles negativos tienden a generar discusiones y pueden desembocar en tensiones de difícil solución. En ocasiones, hay parejas que se enganchan en acciones aversivas con el fin de controlar la conducta del otro con la finalidad de que el otro miembro de la pareja adopte las exigencia del otro miembro. El incumplimiento por una de las partes se castiga con el aumento de conductas aversivas, negativas, como puede ser, la crítica, la retirada o la humillación, la disminución de las relaciones sexuales. Este tipo de acciones son especialmente negativas para el éxito de una relación de pareja sana y satisfactoria.

3-¿Proponéis actividades molestas para la otra parte?

 Todo el mundo puede llegar a ser algo retorcido. Un síntoma habitual es la proposición-trampa. Se da cuando uno de los miembros de la pareja, por ejemplo, propone una visita a un amigo sabiendo que la otra parte no lo soporta. Es necesario distinguir: una cosa es cuando la propuesta se hace en serio, porque realmente quieres ver a tu amigo en compañía de tu pareja, y otra bien distinta cuando propones la visita solamente para que tu pareja pase un mal rato y provocar una respuesta negativa cuando en ese momento no tienes interés en hacer esa visita.

4 .- ¿Tenéis creencias poco realistas?

Hay que advertir que las creencias poco realistas sobre la otra persona no son siempre malas. Cuando son positivas te ayudan a idealizar la relación y a valorar a tu pareja: “Mi pareja no es terca: es una persona de principios sólidos e ideas claras”. Aunque sea una exageración, afectará positivamente a la relación. La creencia poco realista negativa, sin embargo, tiende a exagerar en el sentido contrario, minusvalorando a la otra parte: “No es que mi pareja esté cansada porque ha tenido una semana muy dura. Es que es una persona vaga”. Utilizar el verbo ser como descripción de una situación concreta siempre es muy reduccionista y absolutista. Por otra parte, las relaciones satisfactorias se caracterizan por el respeto, el afecto y la empatía.

5-¿Os hacéis acusaciones exageradas?

 Suele suceder cuando una pareja está en crisis. Comienzan las quejas o a través del hecho de culpar al otro, atacando su carácter o su personalidad. Si uno se deja abierto el grifo tres veces al año, la otra parte dice: “Siempre te dejas el grifo abierto”. Las críticas suelen empezar por un “Tú siempre…..” , “Tu nunca…”. No deja de ser una manera como cualquier otra de empezar una discusión. Utilizar patrones para atribuir comportamientos ficticios o poco habituales, es otro síntoma de que las cosas van mal.

6-¿Buscáis la imposición u os negáis a ceder?

“Yo sólo salgo a cenar si vamos a un mexicano. Me niego a cenar esta noche cualquier otra cosa”. Otro síntoma habitual de una relación inestable, en crisis o agotada. La imposición, el exceso de condiciones son una vía que puede desembocar en ruptura.

7-¿Has hacho un balance temporal?

Si echas la vista atrás, ¿dirías que tu relación ha mejorado o empeorado? Es un buen baremo para medir el estado de las cosas.
Terminaré con una observación, igualmente basada en el texto de los doctores Fincham y Beach. Según ellos han comprobado, por lo general una persona no mide el grado de su relación con una valoración de 0 a 10. Suelen contestar con un sí o un no: “Mi relación es satisfactoria” o “mi relación no es satisfactoria”. No suele haber término medio. Así pues, hazte estas siete preguntas y sabrás si tu relación es satisfactoria o no lo es, y si en el segundo caso, debes hacer algo al respecto.
 

Artículos que te pueden resultar de interés

 
[fusion_button link=»https://www.paulacaneque-psicologa.com/terapia-de-pareja-las-palmas/» title=»» target=»_blank» alignment=»» modal=»» hide_on_mobile=»medium-visibility,large-visibility» class=»» id=»» color=»default» button_gradient_top_color=»» button_gradient_bottom_color=»» button_gradient_top_color_hover=»» button_gradient_bottom_color_hover=»» accent_color=»» accent_hover_color=»» type=»» bevel_color=»» border_width=»» size=»» stretch=»default» shape=»» icon=»» icon_position=»left» icon_divider=»no» animation_type=»» animation_direction=»left» animation_speed=»0.3″ animation_offset=»»]Terapia de pareja[/fusion_button]
 
[fusion_button link=»https://www.paulacaneque-psicologa.com/crisis-de-pareja/» title=»» target=»_blank» alignment=»» modal=»» hide_on_mobile=»medium-visibility,large-visibility» class=»» id=»» color=»default» button_gradient_top_color=»» button_gradient_bottom_color=»» button_gradient_top_color_hover=»» button_gradient_bottom_color_hover=»» accent_color=»» accent_hover_color=»» type=»» bevel_color=»» border_width=»» size=»» stretch=»default» shape=»» icon=»» icon_position=»left» icon_divider=»no» animation_type=»» animation_direction=»left» animation_speed=»0.3″ animation_offset=»»]Crisis de pareja[/fusion_button]
 
[fusion_button link=»https://www.paulacaneque-psicologa.com/preguntas-hacen-que-te-enamores/» title=»» target=»_blank» alignment=»» modal=»» hide_on_mobile=»medium-visibility,large-visibility» class=»» id=»» color=»default» button_gradient_top_color=»» button_gradient_bottom_color=»» button_gradient_top_color_hover=»» button_gradient_bottom_color_hover=»» accent_color=»» accent_hover_color=»» type=»» bevel_color=»» border_width=»» size=»» stretch=»default» shape=»» icon=»» icon_position=»left» icon_divider=»no» animation_type=»» animation_direction=»left» animation_speed=»0.3″ animation_offset=»»]36 Preguntas que hacen que te enamores[/fusion_button]
 
[fusion_button link=»https://www.paulacaneque-psicologa.com/el-sexo-mejor-en-pareja/» title=»» target=»_blank» alignment=»» modal=»» hide_on_mobile=»small-visibility,medium-visibility,large-visibility» class=»» id=»» color=»default» button_gradient_top_color=»» button_gradient_bottom_color=»» button_gradient_top_color_hover=»» button_gradient_bottom_color_hover=»» accent_color=»» accent_hover_color=»» type=»» bevel_color=»» border_width=»» size=»» stretch=»default» shape=»» icon=»» icon_position=»left» icon_divider=»no» animation_type=»» animation_direction=»left» animation_speed=»0.3″ animation_offset=»»]El sexo mejor en pareja[/fusion_button]

FORTALEZAS

Fortalezas la base más significativa para el desarrollo de una vida plena

¿Qué es un juicio de valor?

Un juicio de valor, es la opinión que da una persona sobre si algo está bien o está mal. Estos juicios están basados en los

SERENDIPIA

Serendipia, suena raro, porque no es una palabra habitual en nuestro vocabulario. Intenta pronunciarlo: serendipia, serendipia, sí, hay que repetirla unas cuantas veces para que

¿QUÉ ES LA RESILIENCIA?

La resiliencia no elimina el estrés ni borra las dificultades de la vida. Más bien, el concepto de resiliencia está relacionado con la capacidad que tiene la persona para afrontar las dificultades.