La autoestima de mi hijo

La autoestima de mi hijo

“Yo solo no sé hacer eso”, “Todo lo hago mal”… Esa es la carta de presentación de la baja “autoestima” en lo niños.

 
Si hace dos semanas hablaba de la importancia que tiene el juego para un sano desarrollo socioemocional en lo niños, hoy voy a abordar otro “concepto” que considero tan importante como el que los niños tengan un tiempo reservado en su agenda para la actividad lúdica, pero que si bien cierto, debéis de prestarle más atención porque con gran frecuencia pasa desapercibido, bien por desconocimiento al no haber tomado nunca conciencia de su existencia, o bien porque no sabéis qué en vuestras manos tenéis la capacidad de potenciar su óptimo desarrollo.
Me estoy refiriendo a la famosa palabra de la “autoestima”, y concretamente, como es mi ámbito de trabajo, la “autoestima infantil”, la autoestima en los niños. Y déjenme revelarles ya, de que no es un mito ni una leyenda urbana, sino que existe realmente, existe la autoestima y existe la autoestima en los niños.
El motivo por el que he decidido acercaros hoy este concepto es debido al aumento de las autoverbalizaciones negativas en mis pacientes de más corta edad que realmente me retumban estrepitosamente cada vez que salen de sus labios y llegan a mis odios. ¿Cómo es posible que una niña de 11 años de edad, aún a medio camino en su desarrollo emocional, pueda autopresentarse como que “yo eso no sé”, “no sé hacer nada bien”, “no sirvo”, “soy malhumorada”, “dibujo fatal… la que dibuja bien es mi hermana”, etc. ¿Cómo es posible que en 45 minutos de sesión no escuche ni una autoverbalización positiva o por lo menos neutra que salga de su boca para referirse a ella misma?
Sí, este caso me dejo preocupada, y pensativa, bajé la cuesta de camino vuelta a casa después de mi jornada laboral. Me pregunté qué podía hacer para ayudar a mis pacientes más pequeños. Y así, se me ocurrió que una buena idea sería escribir sobre ello con la finalidad de acercároslo a los padres, y no padres, educadores, etc., a todo el que tenga interés independientemente del motivo. El objetivo, es claro, que conozcáis que sí existe “esto” de la autoestima, que es muy importante en el bienestar de los niños, conocer si vuestro hijo tiene una autoestima alta o baja así como indicaros que podéis hacer a nivel práctico para fomentar su desarrollo sano.

  • ¿Qué es eso de “la autoestima infantil”?

Como sucede con todos los conceptos, y más en la riqueza de la lengua castellana, hay infinitas definiciones de qué se entiende por autoestima. Después de leer muchísimas he optado por quedarme con la siguiente por ser la más clara, y a la vez, más clara y concisa: “La autoestima es el resultado de la discrepancia entre la percepción de uno mismo (la visión objetiva) y el ideal de uno mismo (aquello que la persona valora, lo que le gustaría ser). Una gran discrepancia supone una baja autoestima, mientras que una escasa discrepancia es indicativo de una alta autoestima”. (Alice W. Pope, 1996).
 
Es decir, con la palabra “autoestima” hacemos mención a un término psicológico que se refiere al valor que la persona se da a sí misma, así, si el niño tiene una autoestima alta su valor será positivo mientras que si tiene una autoestima baja su valor será negativo.
Hasta los seis años de edad, los cambios evolutivos que se producen en los niños superarán en su totalidad a los que se producirán durante el resto de sus vidas. Este período, nombrado como “período crítico”, conforma la etapa evolutiva más propicia para asentar las bases de unas adecuadas características psicológicas, es decir, es un momento idóneo para procurar que los hijos crezcan con una autoestima sana y saludable.
Por ello, es de gran trascendencia que desde la infancia más temprana, desde el nacimiento e incluso yo diría desde que están dentro de la barriga materna, hagáis todo lo posible para que su autoestima se asiente sobre una base firme para que vaya fortaleciéndose con el paso de las vivencias, de los acontecimientos del día a día. Tener presente, que una autoestima alta y sólida, le ayudará a sentirse fuerte y a ser capaz de lidiar con las dificultades que se le vayan presentando a lo largo de la vida.

  • ¿Qué importante es en los niños? ¿Cómo repercute en ellos?

      Los niños que tienen un fuerte sentido de su propia valía tienen una adecuada adaptación socioemocional. Además, estos niños son físicamente más fuertes, se encuentran más motivados para estudiar por lo que progresan mejor y muestran una mayor tolerancia a la frustración.
La autoestima infantil también repercute en su sentido de seguridad, por lo que una autoestima positiva les hace sentirse más seguros de sí mismos siendo niños con más autoconfianza.
En resumen, la autoestima influye indirectamente en varias dimensiones de la personalidad infantil como la dimensión afectiva, la dimensión intelectual, la dimensión conductual, la dimensión social, la dimensión creativa y el físico.
Por lo tanto, señalar, que la autoestima, puede ser al mismo tiempo causa y efecto del desenvolvimiento del niño en otras áreas.

  Captura de pantalla 2015-02-08 a las 18.55.14¿Qué autoestima tiene mi hijo? ¿Alta? ¿Baja?

Para contestar a dicha pregunta aquí os dejo un cuadro en el que están las principales manifestaciones en los niños que son indicativas o bien de una alta autoestima o bien de una baja autoestima.
Captura de pantalla 2015-02-08 a las 18.59.32
*** La INSEGURIDAD y la baja autoestima van de la mano, y se evidencia en situaciones donde el niño puede percibir que se está haciendo algún tipo de valoración de su actuación. El pensamiento del niño es el de no poder llegar a lo que se espera de él y que por ello, debería de ser de distinta manera a como es. Así su baja autoestima se debe a la creencia del niño de que está por debajo de lo esperado y de qué la culpa de ello la tiene él.
A continuación les muestro un vídeo sobre una campaña de Dove para el desarrollo positivo de la autoestima en las niñas, tras realizar un estudio que demostraba que seis de cada diez chicas habían dejado de hacer lo que querían por sentirse incómodas con su apariencia.
Que ningún niño se detenga en cumplir sus sueños por valorarse negativamente y sentirse inseguro.


 

¿Qué puedo hacer yo como madre, como padre… para cuidar la autoestima de mi hijo?

 

Captura de pantalla 2015-02-08 a las 19.03.33Pero entonces… ¿CÓMO CORREGIR AL NIÑO SIN DAÑAR SU AUTOESTIMA?

Por último, me gustaría indicaros unas cuantas cosas que debéis de tener en cuenta a la hora de corregir a vuestro hijo sin que su autoestima se vea dañada ya que el concepto que vuestro hijo tiene de sí mismo también está marcado por la disciplina con que se le educa.
Tenéis que tomar conciencia de que a la hora de corregir a vuestro hijo el objetivo debe de ser cambiar su COMPORTAMIENTO inadecuado y evitar ENFRENTAROS a él.
Ejemplo: Valentina es incapaz de no interrumpir mientras le cambiáis el pañal a su hermano pequeño.

  1. Describir de manera objetiva la conducta incorrecta con un: «Me has interrumpido seis veces».
  2. Dar una razón para el cambio: «Si me interrumpes no puedo seguir cambiándole el pañal a tu hermano».
  3. Reconocer los sentimientos o motivos de Valentina: «Entiendo que quieras hacer preguntas»
  4. Expresar una formulación clara de lo que se espera de ella: «No vuelvas a interrumpir hasta que termine».

Teniendo en cuenta estos cuatro pasos la corrección ya estaría hecha de forma adecuada y sin dañar su autoestima ya que se ha incidido en el hecho concreto (su conducta de interrumpir) sin haber caído en la trampa de la personalización ni generalización, dos grandes aliadas de la baja autoestima.

 ¿QUÉ DEBÉIS TENER EN CUENTA AL CORREGIR A VUESTRO HIJO?

  • No emplear un lenguaje destructivo.

«¡Eres un desastre!», “¡Que torpe eres!”

  • Huir de la hipergeneralización.

«¡Todo lo haces mal!», «¡Nunca te sale nada bien!»

  • No aplicar el trato silencioso.

No hablarle, ignorarle y retirarle el afecto.

  • No emplear las amenazas.

«¡Verás cuando venga de tu padre!», «¡Una vez más y te enteras!»

«Dicen que hay que ver para creerasí que ponte delante del espejo y empieza a creer en ti.» (Anónimo)

 
Miriam Navais Barranco- Psicóloga Infantil
Colabora con el Gabinete Psicológico Paula Cañeque
Cursos de Autoestima y Gestión de Emociones - Inscríbete

FORTALEZAS

Fortalezas la base más significativa para el desarrollo de una vida plena

¿Qué es un juicio de valor?

Un juicio de valor, es la opinión que da una persona sobre si algo está bien o está mal. Estos juicios están basados en los

SERENDIPIA

Serendipia, suena raro, porque no es una palabra habitual en nuestro vocabulario. Intenta pronunciarlo: serendipia, serendipia, sí, hay que repetirla unas cuantas veces para que

¿QUÉ ES LA RESILIENCIA?

La resiliencia no elimina el estrés ni borra las dificultades de la vida. Más bien, el concepto de resiliencia está relacionado con la capacidad que tiene la persona para afrontar las dificultades.