Transtorno Obsesivo Compulsivo (TOC)

TRASTORNO OBSESIVO COMPULSIVO

Aprender a salir del bucle obsesivo

Al comenzar a escribir este artículo, me venía a la cabeza los diferentes casos que he tenido la suerte de tratar con obsesiones o lo que popularmente se conoce como Trastorno Obsesivo- Compulsivo.

Durante todo mi ejercicio profesional, he atendido a muchas personas con esta dolencia y he sido testigo del sufrimiento que supone padecer este trastorno. Y es que vencer las obsesiones no es algo fácil, ni se consigue de forma rápida. Eso sí, cuando la persona es tratada, consigue tener una vida completamente normalizada. Y en eso he basado gran parte de mi ejercicio profesional, en ayudar a personas con obsesiones a gestionar sus pensamientos de manera que les permita tener una vida satisfactoria.

Cuando hablamos de obsesiones estamos hablando de un trastorno obsesivo-compulsivo cuya característica principal es que la persona se siente invadida y asediada de obsesiones que no tiene nada que ver con la persona y de compulsiones que son conductas repetitivas.

La persona entra en un bucle que le resulta muy difícil de salir: pensamientos que aparece de pronto- miedo intenso y conductas para aliviar la sensación de miedo.

Lo cierto, es que la persona que tiene el  Trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) tiene una lucha interna entre querer controlar sus pensamientos, sensaciones y la idea de suprimirlas.

Se pueden pasar horas y horas con esa sensación de lucha.

Te podemos ayudar

No tengas miedo, te voy a comprender.

Muchas personas que tienen el trastorno obsesivo-compulsivo sienten vergüenza o piensan que no van a ser entendidos. Muchos intentan ocultar lo que les pasa durante años. Esto hace que las obsesiones y las conductas compulsivas se arraigan con más fuerza al estilo de vida de la persona

Antes de continuar concretemos que
son las obsesiones y las compulsiones para así comprender mejor
qué es un trastorno obsesivo-compulsivo.

¿Qué son las obsesiones?

Las obsesiones pueden adoptar diferentes formas de pensamientos, imágenes o sensaciones repetitivas, incómodas e intrusivas y altamente repetitivos que resulta perturbadora y alarmante para la persona que no puede controlar y aparece de pronto, produciéndole angustia incluso aunque la persona reconozca que el pensamiento es muy exagerado.

El contenido de estas obsesiones puede variar de unas personas a otras. En muchos casos, las obsesiones están centradas en la anticipación de consecuencias negativas si la persona se expone a las situaciones que piensa como puede ser: contraer una enfermedad, provocar una explosión o un daño no especifico a alguien, matar a alguien, ir al infierno…

Las obsesiones más comunes que se producen en los trastornos obsesivos compulsivos son:

> La preocupación por la suciedad o contaminación.
Estas obsesiones se basan en la idea de sufrir daño o contagiar a otros por contacto con sustancias que se piensan que son peligrosas, por ejemplo, suciedad, gérmenes, orina, heces, sangre, semen, secreciones vaginales, animales, productos de limpieza para el hogar, radiación…

> Enfermedad y dolencia: La idea de que puede adquirir una enfermedad o dolencia por el contacto con alguno que les suponga peligros. Por ejemplo: la idea de que el peine del peluquero está infectado y puede contraer el SIDA o si toca una medicación determinada puede contraer cáncer.

> Dudas sobre la seguridad: Obsesiones sobre dejarse la llave del gas o la puerta de la casa abierta, haber atropellado a alguien, pensar que podría haber envenado a alguien…

> Violencia y lesiones: este tipo de obsesiones giran en torno a hacia violencia física hacia sí mismo u otros por parte de uno mismo u otros. Estas pueden ser como tener el impulso de tirarse por la ventana o las vías del tren, matar con un cuchillo a un hijo, ahogarlo con una bolsa de plástico, imágenes de asesinatos o cuerpos desmembrados, empujar a alguien por la ventana o las vías del tren.

> Actos sexuales personalmente repulsivos: pensamientos que giran en torno a cometer una violación, exhibirse, abusar de niños, dudas sobre la propia identidad sexual.

> Conductas socialmente inaceptables: escribir  obscenidades o insultos, decir algo poco respetuoso sobre una  persona fallecida, robar,  engañar, mentir.

> Inmoralidad y religión: Pensamientos o imágenes blasfemos como por ejemplo “si me pasa algo bueno es que he vendido mi alma al diablo”, verse haciendo el amor con Jesucristo, pensamientos de ser castigado, dudas religiosas.

> Temas misceláneos: Preocupaciones persistentes relativas al orden, simetría, la exactitud, la rutina y los números. Como, por ejemplo: tener las cosas de una forma determinada, la escritura  perfectamente hecha, las palabras empleadas con precisión y las
acciones realizadas del modo correcto de acuerdo con una secuencia o número particular. Por ejemplos: “si mis zapatos no están bien ordenados, ¡me va a suceder una desgracia!”, “si no retengo todo lo que me dicen, es que no soy bueno”

¿Qué son las compulsiones?

> Las compulsiones son conductas abiertas o actos mentales  repetitivos, así como  estereotipados que se producen por la necesidad subjetiva de la persona con el fin de aliviar el malestar que le ocasiona las obsesiones.

> Las compulsiones pueden variar de unas personas a otras y depende de la obsesión que intente aliviar. Estas pueden ser: lavarse las manos, búsqueda  de confirmación… Muchas compulsiones van seguidas de ciertas reglas, estas pueden ser “lavarse las manos cinco veces”, “abrir o cerrar la puerta 3 veces”, “pregunta lo mismo hasta que se lo repitan bien”.

> Básicamente, las compulsiones son conductas o respuestas mentales repetitivas, voluntarias pero estereotipadas que conllevan una fuerte urgencia subjetiva a ejecutar algo y una reducida sensaciónsensación de control por parte de la persona que trata de neutralizar bien la angustia o el resultado temido que caracteriza la preocupación obsesiva.

Muchas veces estas compulsiones se producen porque la persona está convencida de que si no lo hace se producirá una catástrofe de la que será responsable.

Las Compulsiones, conocidas como rituales, más comunes que se producen en los Trastornos Obsesivos Compulsivos giran entorno a:

Acciones relacionadas con el lavado o la limpieza: lavarse las manos excesivamente, en muchos casos se puede observar la piel enrojecida, llegando incluso a producirse quemadura de segundo grado.

Aunque hay muchos tipos de comportamientos de lavadoo Rituales de aseo: Limpieza excesiva

o Rituales de aseo: Cepillarse los dientes en un orden determinado o durante un tiempo determinado.

o Rituales de ducha: lavarse cada parte del cuerpo un número de veces o bien, en un orden en particular. Lavarse cada parte del
cuerpo concienzudamente con un champú determinado y gastar uno en cada ducha.

o Rituales con respecto: al orden de lavar la ropa, limpiar el baño o la cocina…

Compulsiones que impliquen revistar:

o Revisar puertas, abrir o cerrar un número de veces.

o Comprobar el bolso o la maleta de viaje un número determinado.

o Verificar repetidamente la llave del gas, la puerta de casa o del coche, la luz encendida.

Ordenar, Organizar, simetría, exactitud: consiste ordenar las cosas de una manera específicas, las sábanas, libros, bolsas, la forma de tender los libros, las figuras de encima de la mesa.

o Ordenar las cosas de una manera determinada.

o Comprobar mirándose o midiendo la simetría de la parte de tu cuerpo.

o Leer con lentitud o volver a leer lo ya leído.

o Repasar y reescribir lo escrito

o Preguntar una y otra vez por lo que se ha dicho.

Religión: consiste en rezar, buscar ayuda religiosa, confesarse, hacer penitencias, pensar en frases que contrarreste la obsesión, forma un contraimagen para adoración a Jesucristo.

En definitivas las compulsiones están
dirigidas no a proporcionar un placer, sino a prevenir o reducir el malestar, o bien, el aumento de este, o prevenir algún acontecimiento o situaciones desastrosas para la vida de la persona.

En cada obsesión y compulsión la persona tiene conductas  de evitación a las situaciones que puedan facilitar el surgimiento de las obsesiones. Por ejemplo: alguien que tenga la obsesión de la contaminación puede evitar los aseos públicos,  tocar determinadas cosas de tal manera que cada evitación dependerá de la obsesión que tenga.

Se puede supera el TOC sabiendo gestionar

tus pensamientos y comprendiendo cómo funciona tu mente.

Si quieres saber más puedes acceder aquí

Artículos del blog que te puedan interesar:

No hay artículos para esta especialidad

TE AYUDAMOS CON LA TERAPIA Y ORIENTACIÓN MÁS ADECUADA

Si deseas recibir más información, artículos y recomendaciones sobre las distintas especialidades déjanos tus datos: