El abuso sexual

abuso sexual

A pesar de la realidad del abuso sexual en la infancia hasta el momento, existen grandes dificultades para unificar criterios en relación con su definición. Se discrepa tanto al determinar la edad límite del abusador o abusado como al señalar las conductas que se incluyen en el acto abusivo o en las estrategias utilizadas para cometerlo.
Sin embargo a pesar de estas divergencias, hay un consenso básico en  dos criterios necesarios para que haya abuso sexual en la infancia:

  • La utilización del menor como objeto sexual.
  • Una relación de desigualdad ya sea en cuento a la edad, madurez o poder entre el abusado y abusador.

“En realidad esta asimetría de edad determina muchas otras asimetrías: asimetrías anatómicas, asimetrías en el desarrollo y especificación del deseo sexual (que no es especifica ni se consolida hasta la adolescencia), asimetría de afectos sexuales (el fenómeno de la atracción los prepúberes tiene menos connotaciones sexuales), asimetría en las habilidades sexuales, asimetría en la experiencia sexual… Por todo ello, ante una diferencia de edad significativa no se garantiza la verdadera libertad de decisión. Esta asimetría representa en sí misma una coerción”. Feliz López y Amaia del Campo

Es importante entender que el abuso sexual es fruto de una asimetría entre el abusado y el abusador. Una persona tiene poder sobre otra cuando le obliga a realizar algo que ésta no desea, sea cual sea el medio que utilice para ello: la amenaza, la fuerza física, el chantaje. La base de todo esto está en que una persona con poder, está en una situación de superioridad sobre la víctima que impide a está el uso y disfrute de su libertad.
El abuso sexual puede ser cometido por familiares (padres, abuelos, hermanos mayores, primos, tíos…) lo que se llama incesto o por personas relacionadas con la víctimas (profesores, entrenadores, monitores…) En cualquier caso la inmensa mayoría de las veces los agresores no son desconocidos.
 El abuso sexual está integrando dentro de las tipologías de maltrato infantil entendiéndose esta como toda acción, omisión o trato negligente, no accidental que priva al niño de sus derechos y su bienestar, que amenaza y/o interfiere su desarrollo físico, psíquico o social y cuyos autores puedes ser personas, instituciones o la propia sociedad.
Los niños con mayor riesgo de ser víctimas de abuso sexual son aquellos con capacidad reducida para resistirse o descubrirlos, los que no hablan, los que muestran algún tipo de retraso del desarrollo o minusvalías físicas y psíquicas así como los niños de familias desorganizadas o reconstituidas. Un ejemplo de ello lo tenemos en el famoso caso de Sandra Palo, que conmocionó a toda España. Una joven de 22 años con problemas en el desarrollo que fue abusada, golpeada y quemada viva.
Solo un 2% de los casos de abuso sexual familiar se conocen al tiempo en que ocurren. Y sólo un 20% de los caso de abuso infantil se denuncian. El resto queda oculto en la propia familia o nunca sale a la luz porque el menor no lo revela. Y es que la estrategia que utiliza el abusador es la manipulación, el engaño y la amenaza. El agresor se gana la confianza del niño y a ser posible su cariño consiguiendo de esta forma una posición de poder imprescindible para cometer el abuso.
En España, se estima que la frecuencia de los abusos, en un sentido amplio del término, alcanza al 20% de la población (23% de chicas y 15% de chicos).
Las consecuencias que puede tener el abuso sexual en el niño son muy graves y pueden ir desde desórdenes funcionales (trastornos del sueño o trastornos de la alimentación) hasta problemas conductuales.
El principal objetivo de cualquier programa de intervención en el abuso sexual es la de proporcionar seguridad a la víctima y evitar ocurrencia de futuros nuevos abusos.
 
 

FORTALEZAS

Fortalezas la base más significativa para el desarrollo de una vida plena

¿Qué es un juicio de valor?

Un juicio de valor, es la opinión que da una persona sobre si algo está bien o está mal. Estos juicios están basados en los

SERENDIPIA

Serendipia, suena raro, porque no es una palabra habitual en nuestro vocabulario. Intenta pronunciarlo: serendipia, serendipia, sí, hay que repetirla unas cuantas veces para que

¿QUÉ ES LA RESILIENCIA?

La resiliencia no elimina el estrés ni borra las dificultades de la vida. Más bien, el concepto de resiliencia está relacionado con la capacidad que tiene la persona para afrontar las dificultades.