Psicologos Las Palmas

Y ENTONCES SE PARÓ EL TIEMPO: LA CUARENTENA

cuarentena

Esta semana ha sido diferente a otras semanas, respetar la cuarentena es esencial para frenar la curva del contagio del Covid-19. Por ello, he ejercido mi profesión desde el rincón de mi hogar, con mis libros y mi camiseta de andar por casa. He tenido la oportunidad de escuchar y de ayudar a mis pacientes en sus miedos, preocupaciones e incertidumbres. Ha sido un placer poder estar ahí para ellos. Cada día atiendo a personas que son brillantes y hoy tengo la oportunidad desde la libertad y con su permiso de hablar de unas de ellas. Ayer atendí a una mujer valiente que se enfrenta cada día con sus sensaciones y pensamientos, una mujer llena de sensibilidad y honestidad. En definitiva, una mujer que se supera en su día a día. Ella me comentaba su reflexión y me decía “Paula, ahora que el tiempo se ha parado…” me toco el alma escucharla y la animé a que lo pudiera transmitir al público en general. Ella es María y aquí os dejo su reflexión:

 

“Y entonces se paró el tiempo. Lo que tanto ansiabamos estaba ocurriendo, y de repente nos abordaron sentimientos de pavor, pánico, miedo… ¿Qué hacer en estos momentos? Un día o quizás una semana se llevaría medianamente fácil, pero… pensar que sería entre dos y seis meses, me paralizó sólo de pensarlo.

 

Toda una vida diciendo, “ojalá se pare el tiempo, podría hacer millones de cosas, aprender a realizar aquello que no tengo tiempo” porque el mundo va tan deprisa que no nos da tiempo a parar a sentarnos unos segundos y valorar lo que realmente queremos hacer en la vida.

Nos movemos constantemente para poder pagar las facturas, deudas y llegar a fin de mes.

Pero pensemos ¿Qué es lo que realmente nos motiva en la vida? ¿Qué cosas nos gustan hacer? ¿Tenemos algún objetivo en concreto?

 

Dejamos nuestros sueños de lado, deja de importarnos aquellas cosas que nos hacen sentir bien día a día. Las pequeñas cosas que nos hacen feliz porque tenemos unas responsabilidades que cumplir y no nos cunde el tiempo, como sacar un trabajo a tiempo, pasar consultas, atender clientes… pero de repente… nos obligan a parar. Nos obligan a tomar aire y respirar y entonces se te plantea la vida. No sabes qué hacer con ella. Te paralizas y empiezas a buscar con desesperación cosas con las que entretenerte porque esta oportunidad que te están brindando, al ser humano no se le ha preparado el cómo afrontarlo.

 

El mismo planeta ha decidido que necesitamos un tiempo para nosotros, para reflexionar sobre el poder de la vida, de lo que queremos y no queremos hacer. APROVÉCHALO. Te lo dice una persona depresiva, que a pesar de estar muerta de miedo por tener que estar encerrada esta cuarentena, tiene la suficiente fuerza de voluntad de levantarse de la cama todos los días y buscar el lado positivo de la vida. A veces cuesta, y te diría que cuesta mucho, pero no pierdes nada por intentarlo. Aférrate a aquello que tienes, porque cuando pase este tiempo, la vida sigue su curso y todo volverá a coger la misma velocidad.

 

Así que aprovecha estos momentos para sentarte, ponerte música relajante y reflexionar hacia donde quieres ir. Ponte propósitos que sabes que te van a hacer feliz y empieza hoy a luchar por ellos. No vayas hacia donde la sociedad te dice que hay que ir. Tu vida es tuya y tú eres quien decides cómo quieres vivirla. Yo ya he empezado… ¿Estás dispuesto a subirte al carro?

 

 

Mahe Ruiz”

 

FORTALEZAS

Fortalezas la base más significativa para el desarrollo de una vida plena

¿Qué es un juicio de valor?

Un juicio de valor, es la opinión que da una persona sobre si algo está bien o está mal. Estos juicios están basados en los

SERENDIPIA

Serendipia, suena raro, porque no es una palabra habitual en nuestro vocabulario. Intenta pronunciarlo: serendipia, serendipia, sí, hay que repetirla unas cuantas veces para que

¿QUÉ ES LA RESILIENCIA?

La resiliencia no elimina el estrés ni borra las dificultades de la vida. Más bien, el concepto de resiliencia está relacionado con la capacidad que tiene la persona para afrontar las dificultades.